Filofobia

Miedo a Enamorarse

Sandra una mujer de 25 años dueña de una floristería tuvo una relación sentimental por 5 años. Sandra vivía una vida muy feliz, la rutina diaria era normal, levantarse por la mañana para desayunar, ir al trabajo y en las tardes Sandra se reencontraba con Luis en la casa para cenar. Antes de dormir Sandra y Luis se sentaban frente al TV para ver una serie de Neflix. El negocio de Sandra estaba prosperando cada día, era febrero la temporada del dia de los enamorados y el negocio estaba dejando mucho dinero. Las personas llegaban a la floristeria para hacer sus órdenes para el dia de los enamorados, Sandra estaba muy feliz del movimiento en el negocio. El día 14 de febrero en la tarde las cosas se calmaron despues de una temporada muy ajitaba en la floristeria de Sandra. Al llegar a la casa, Luis estaba sentado en la sala con una mala noticia. Luis tenía un diagnóstico de cáncer y poco tiempo de vida. Al paso de seis meses el cáncer venció a Luis. Sandra estaba destruída y estuvo deprimida por mucho tiempo. Sandra nunca volvió a buscar el amor.

Los eventos traumaticos puede causar daños en el comportamiento de las personas, incluso pueden causar traumas y fobias. Según la Clínica Mayo, en algunos casos las personas pueden desarrollar fobias específicas debido a cambios en el funcionamiento del cerebro. La filofobia es un trastorno de ansiedad (del griego Philo, que significa amor y fobia, que significa miedo), que significa “miedo al amor”, y aunque se desconocen las causas exactas, se entiende que puede estar relacionado con relaciones románticas pasadas que han dejado una marca extremadamente dolorosa en un individuo. Esto podría ser un divorcio, una ruptura dolorosa, una experiencia triste relacionada con una pareja o un evento muy fuerte relacionado con el amor que se experimentó de forma traumática.

En otras palabras, la filofobia es el miedo al amor o de comprometerse emocionalmente con otra persona después de un trauma. La filofobia comparte muchos de los mismos rasgos que otras fobias específicas, particularmente aquellas que son de naturaleza social, y puede afectar significativamente la vida de una persona si no se trata a tiempo. Los síntomas pueden variar de persona a persona, pueden incluir reacciones tanto emocionales como físicas, incluso: sentimientos de miedo intenso o pánico, latidos rápidos, respiración dificultosa entre otros. La persona puede estar consciente de que el miedo es irracional, pero aun así no puede controlarlo.

Es poco probable que un médico dé un diagnóstico oficial de filofobia, pero si no se trata, la filofobia puede aumentar su riesgo de complicaciones, sin embargo, si piensa que sufres de algunos de los síntomas antes mencionados hay que educarse sobre el tema y buscar ayuda emocional profesional si su miedo se vuelve abrumador e incontrolable.

Buscar ayuda lo antes posible es clave para superar esta fobia y contribuye a tener una vida plena y feliz.