Seasonal Depression

Según el Washington Post la comediante Rosie O’Donnell dice que comenzó a ser tratada por depresión después de los tiroteos en la escuela de Columbine en 1999. La comediante comentó que ella se coloca boca abajo durante media hora al día para mejorar su estado mental. Antes de comenzar el episodio grabado para “The View” de ABC, O’Donnell comento que ella permaneció en el dormitorio con las luces apagadas y no podía levantarme de la cama.

O’Donnell dijo que después de la tragedia Columbine también sufre de Trastorno Afectivo Estacional, a menudo llamado “Seasonal Depression”, la tristeza del invierno que puede atacar cuando los días se acortan. “Seasonal Depression”, se caracteriza por episodios recurrentes de depresión mayor durante el otoño y el invierno. La comediante dijo que ella es feliz cuando los días son soleados, pero siente que está siendo torturada cuando el día está nublado.

Este trastorno fue descubierto en 1984 por Rosenthal y sus colaboradores. Las personas presentaban un patrón de síntomas muy parecidos a los de la depresión que ocurre durante cualquier temporada, pero dichos síntomas solo aparecían durante ciertas épocas del año, generalmente coincidiendo con los meses más fríos y con menos luz.

Normalmente, este fenómeno se inicia durante la adolescencia y ocurre durante las épocas de otoño-invierno, donde las personas que parecen presentar el trastorno afectivo estacional se encuentran decaídas, irritables, frustradas y con otros síntomas, entonces nombraron este fenómeno como: “Trastorno Afectivo Estacional o Seasonal Depression”.

Según la Clínica Mayo, el trastorno afectivo estacional (TAE) es un tipo de depresión que está relacionada con cambios en las estaciones: el TAE comienza y termina aproximadamente en las mismas épocas cada año. La mayoría de las personas con TAE, sus síntomas comienzan en el otoño y continúan en los meses de invierno, agotando su energía y haciéndoles sentir triste.

Cada otoño, a medida que los días se acortan, millones de personas se ponen tristes. Pueden experimentar depresión leve a severa, aumento de peso, letargo, deseo de dormir más y un mayor apetito o antojos por carbohidratos como pasteles y galletas. Casi mágicamente en primavera, sus síntomas disminuyen. Se sienten energizados, sociables y generalmente felices.

Con el cambio de estaciones del año, el reloj biológico (ritmo circadiano) se afecta. El nivel reducido de luz solar en otoño e invierno puede causar TAE de inicio en invierno. Esta disminución de la luz solar puede alterar el reloj interno de su cuerpo y provocar sentimientos de depresión.

Algunas sugerencias que pueden ayudar a reducir este tipo de trastorno:

1. Salir al aire libre en un brillante día de invierno y, naturalmente, absorberá algo de esa luz para sentirse bien

2. Si los síntomas son leves, encienda la luz de un dormitorio con un temporizador que se encenderá aproximadamente una hora antes de levantarse por la mañana.

3. Prepárate para el invierno. Complete las tareas pendientes en los meses más cálidos, cuando es probable que se sienta más enérgico.

4. Buscar calor. Algunos expertos creen que la temperatura afecta los cambios estacionales en el comportamiento.

5. Buscar ayuda profesional