Terapia Peluda

Efecto terapéutico de las mascotas en la familia

En el año 2016 el gobierno del Condado de Orange y la Ciudad de Orlando, organizaron un centro de ayuda llamado el “Orlando United Assistance Center” (OUAC) que abrió sus puertas para atender a los afectados por la tragedia del club nocturno Pulse. Tuve la oportunidad de ser parte del grupo de apoyo psicológico para los familiares de las víctimas de Pulse. Esto fue una experiencia muy conmovedora para mí. En (OUAC) había muchos grupos de ayuda; entre esos estaba el “Disaster Stress Relief Program” (DSR) que cuenta con perros de apoyo emocional. Aunque ya conocía sobre el servicio de los perros terapéuticos, fue la primera vez que tuve la oportunidad de interactuar con ellos. Yo pude observar como aquellos animales siempre estaban dispuestos a brindar amor incondicional, aunque no conocieran a las personas que allí llegaban. Todavía los recuerdo. Eran 4 perros grandes y peludos: un Golden Retriever, un Pastor Alemán, un Poodle Negro y un Goldendoodle, ellos eran los terapeutas estrellas del lugar. Cuando la gente llegaba al centro, automáticamente se dirigían hacia los perros y comenzaban a acariciarlos y abrazarlos. En ese momento como si fuera magia, comenzaba el efecto terapéutico para personas. Cuando llegaba el momento de comenzar nuestras terapias, esas personas estaban más tranquilas y relajadas gracias a la intervención de los perros de apoyo emocional. Nuestro trabajo era mucho más fácil gracias a estos terapeutas peludos.
Muchos animales tienen la capacidad natural de producir paz y tranquilidad en los seres humanos. Tienen el poder de adaptar su naturaleza al ambiente de las personas y llegar a convirtiese en parte de la familia. Las mascotas como los perros, gatos, aves, etc, no sólo brindan amor incondicional y compañía constante, sino también son una forma efectiva de terapia para quienes tienen afecciones emocionales.
3 Razones por las cuales debes tener una mascota en tu hogar
Tendrás un amigo incondicional – Siempre tendrás un compañero para caminar o un compañero para relajarte cuando lo necesites.
Estabilidad emocional – Obviamente, las mascotas no hablan, pero son muy conscientes de las necesidades emocionales de sus dueños. Para muchas personas su mascota les proporciona motivación.
Responsabilidad- La rutina de cuidar a una mascota puede traer estructura y responsabilidad.